martes, 12 de agosto de 2014

Las mejores cosas de la vida no cuestan nada o casi nada





La sociedad materialista y consumista en que nacemos y nos educamos, tiende a hacernos creer que las cosas que no cuestan una elevada suma de dinero no merecen la pena. Para aquellos que han mordido el anzuelo, para aquellos que se han creído realmente que si algo no es caro no merece la pena, el lujo, el derroche y el endeudamiento parecen el único y tortuoso camino para alcanzar la felicidad. Otros nos hemos dado cuenta a tiempo que el dinero por si mismo no puede ofrecernos una felicidad duradera, que ese no era nuestro camino por mucho que la sociedad y la publicidad se empeñen en intentar convencernos cada día. Siempre es pobre aquel que nunca tiene suficiente. Aceptar lo que la vida nos da, sea mucho o poco, e intentar con serenidad y trabajo mejorar el nivel de riqueza que el destino nos ha otorgado, es el único camino que el sentido común me dicta. Existen miles de cosas en este mundo que son divertidas, bellas y emocionantes que no requieren desprendernos de una gran cantidad de dinero. Eso nunca nos lo recuerdan en los anuncios de televisión, ni nos lo advierten en los bancos, pues les conviene que creamos que la felicidad es un yate de 15 metros de eslora o un deportivo descapotable. Si acaso, les entrego una pequeña lista de cosas que viene a demostrar que con nada o poco dinero, se pueden hacer gran parte de las cosas realmente divertidas, saludables y apasionantes que este planeta nos ofrece.

COSAS QUE HACER EN LA VIDA QUE NO CUESTAN NADA

Dormir, pasear por el parque o por el campo, leer un libro (si lo sacas de una biblioteca pública no te costará dinero), tirarte en la cama y no hacer nada, navegar por internet (te sale gratis si te conectas desde una biblioteca pública), escuchar música (te sale gratis si es en la radio), abrir un blog, escribir poemas o relatos, participar en los foros sociales (facebook, twitter, meneame, etc), correr por el parque, buscar pareja, contemplar las estrellas, adoptar un gato o un perro de alguna protectora, contemplar un amanecer, apuntarte a clases gratuitas de algo que te guste, unirte a una asociación cultural que te guste, hacer gimnasia en tu casa o en el parque, meditar o aprender a relajarnos, observar los animales y hacerles fotografías, mantener relaciones sexuales, planear tus vacaciones, hacerle un masaje a tu pareja, planear tu tiempo libre, prepararle una velada especial a tu pareja, apuntarte a un club deportivo, ver TV, visitar las fiestas populares de alguna localidad de tu provincia, dibujar o esculpir algo, hacerte voluntario de una ONG, ver si el lugar donde trabajas ofrecen cursos gratuitos de formación, darse un baño en la playa, hacerle un regalo personal a alguien que quieres o admiras, iniciar una colección de algo (monedas, minerales, etc), ver fotos familiares, jugar con tus hijos, jugar a videojuegos (si tienes teléfono móvil encontraras muchos juegos gratis para descargar y jugar), quedar con un amigo para hacer deporte, donar los libros o las cosas que no usas a una ONG, visitar exposiciones culturales, investigar un tema que te interese en internet o en la biblioteca, cocina algo especial, lee manuales y ensayos de psicología y filosofía para conocerte mejor a ti mismo, organiza una actividad cultural o un torneo de algo, visitar los mercadillos de artesanía de tu provincia, ayudar a alguien de tu entorno social que lo necesita, participar en la vida política de tu localidad o de tu país, quedar con la familia y pasar un día juntos, organiza una reunión con los amigos, dedica tiempo a planear tu futuro con calma, visita un centro cultural, si tienes ordenador puedes ver películas clásicas o documentales antiguos gratis en Youtube, organiza un picnic en el parque o en el campo, etc…

COSAS QUE HACER EN LA VIDA QUE CUESTAN POCO O MUY POCO

Darse una ducha o un baño relajante, hacer senderismo (lo que te cueste el billete de autobús o tren hasta el bosque o la montaña mas cercana), tomarse un helado, tomarse una cerveza o un café en una terraza o una cafetería, comprar tu revista preferida, llamar a un familiar por teléfono o enviarle un correo electrónico para ver como le va la vida, hacerte un zumo natural con la batidora, organizar una tarde de juegos de mesa ( lo que cueste una baraja de cartas o el juego de mesa), crear y cuidar un huerto urbano es decir, en casa (lo que te cuesten las plantas), darse un baño en la piscina, comprar un regalo para alguien a quien quieres o admiras, hacer alguna manualidad, aprender a tocar un instrumento (si lo compras de segunda mano o según que instrumento, te puede costar poco), jugar una partida de billar o de bolos en un centro recreativo, comprar tu cómic favorito, donar dinero a una causa que te parezca justa, visitar un museo o un monumento, viajar y visitar otros lugares (si vas en autobús o en tren el viaje te puede salir muy bien de precio. Si duermes en albergues de viajeros o en camping te puede salir muy económico), iniciar algún tipo de hobby o artesanía (hacer maquetas, aprender a hacer magia, hacer punto, etc.) aprender defensa personal (es posible que en el ayuntamiento o la policía de tu localidad ofrezca clases gratuitas o muy económicas), etc…

Autor_Miguel Ángel Fresnedal