miércoles, 4 de enero de 2012

Acerca de la literatura fantástica

"Luna" de Evelyn De Morgan


Ancho y misterioso es el reino de la literatura fantástica. En el habita todo lo real y todo lo que nuestra mente pueda crear o imaginar. El escritor se convierte así en una especie de demiurgo, capaz de crear mundos y seres y de concebir hechos increíbles. Todo está a su alcance. Todo lo desconocido se convierte en palabras. De alguna forma, la obra fantástica esconde una sincera admiración por el misterio de la vida.
Lo maravilloso convive poderosamente con lo cotidiano. Cuando contemplamos los abismos sin fondo mas allá de las estrellas o cuando los sueños deambulan por nuestra mente cada noche, el enigma de lo insólito desborda nuestra comprensión y aporta ese manantial de ideas y de historias del que brota la literatura fantástica. Nosotros quisiéramos que ese manantial no se agotase nunca, que el misterio del mundo y la fuerza del mito perduren como reflejo de una esperanza inquebrantable... citando al maestro Bècquer "mientras haya una pregunta sin respuesta"... habrá literatura fantástica y habrá quienesquieran contarlo y leerlo.
Quien no ha soñado alguna vez con otros mundos, otros planetas quizás lejos del nuestro, donde la materia y las fuerzas de la naturaleza hayan tomado caminos distintos a los que conocemos, caminos que nosotros solo podemos imaginar. O quizás otros mundos cercanos pero inaccesibles, ocultos, mundos paralelos que conviven con la realidad y en ocasiones se confunden con ella dando lugar a sucesos extraordinarios.
Si buscamos descubrir lo maravilloso de la realidad, es preciso observar el mundo con la mirada del poeta, con la lógica del soñador y recuperar el sentido de la maravilla. Comprendemos entonces que nuestro propio mundo esta lleno de lugares fascinantes, de historias sobrenaturales.
Reconozcámoslo, desconocemos del universo tanto o más de lo que sabemos o creemos saber y su majestuosidad, su misterio, nos envuelve.


Autor: Miguel Angel F. G.